Cuando un cliente le trae su impresora, es probable que se frustre porque su impresora no funciona. Lo que ellos buscarán es estar tranquilos y saber que la reparación de su impresora será tan eficiente y conveniente como sea posible. Y si usted puede entregar esto, ellos serán clientes satisfechos.

La primera vez que se encuentre con su cliente, debe buscar generar confianza. La manera de hacerlo es ser educado y amigable, y estar bien informado sin ser autoritario. Cuando esté discutiendo el problema con su cliente, asegúrese de que está escuchando su versión de lo que está sucediendo. La clave es tratar de escoger las partes de lo que le dicen que serán relevantes y usarlas para ayudar a diagnosticar el problema que les ha llevado a buscar una reparación de la impresora.

Una vez que aceptes que te dejen la impresora para que la repares, sé realista y dales un plazo de tiempo para la reparación. Por ejemplo, si les dice que les llamará al final del día cuando sepa que tiene un trabajo por la tarde, sólo les frustrará, mientras que si les dice que puede echarle un vistazo por la mañana y que les llamará sobre el mediodía, establecerá sus expectativas a un nivel realista, y parecerá que tiene más conocimientos cuando haya podido echar un vistazo completo a la impresora y a lo que implicará la reparación de la misma.

Independientemente de lo que le haya dicho al cliente, y en cualquier etapa de la reparación de la impresora en la que se encuentre, asegúrese de que está cumpliendo las promesas que hace, y que sigue dando al cliente los plazos realistas en el soporte técnico

El otro aspecto importante de la reparación de la impresora es asegurarse de que, una vez que haya revisado la impresora, siempre le dará al cliente su presupuesto sobre el trabajo antes de empezar, ya que puede que no quiera seguir adelante con él. Ya sea que le den o no el visto bueno para el trabajo, tome cualquier decisión con buena disposición. Y aunque no le den este trabajo, al ser cortés y profesional, es muy posible que lo consideren para el próximo trabajo.

La clave es tratar de escoger las partes de lo que le digan que sean relevantes y usarlas para ayudar a diagnosticar el problema que los ha llevado a buscar la reparación de la impresora.