El sistema de refrigeración es básico en tu coche, haciendo que sea necesario mantenerlo a punto para que tu coche funcione adecuadamente. Si necesita una bomba de agua barata, la mejor opción que encontrarás en el mercado es: https://www.tudesguace.com/, porque allí encontrarás las mejores opciones para comprar a los precios más competitivos.

El cambio de la bomba de agua es una reparación que puedes hacer en un taller mecánico o incluso en tu hogar por tu cuenta. Para todos los casos, te he preparado este post con los pasos que tendrías que seguir para hacer el cambio, así que, te invito a que sigas leyendo.

¿Qué tener en cuenta para el cambio de la bomba de agua?

El presupuesto es una de las principales cosas a tener en cuenta a la hora de hacer el cambio de la bomba de agua, en especial porque dependiendo de tu presupuesto tomarás una decisión. En un taller la reparación puede costarte entre 500 y 1000 dólares, dependiendo de tu coche.

Sin embargo, si haces la reparación en casa, te ahorrarás los costes de la mano de obra, y así la reparación te costaría entre los 60 y los 160 euros. Sin embargo, debes seguir estos consejos para asegurarte de hacerlo bien:

Bajar la bomba

Para bajar la bomba debes asegurarte antes que el coche está elevado y que está completamente frío, para evitar quemaduras. Una vez que cumples con estas condiciones será el momento de sacar todo el líquido refrigerante del sistema y comenzar a desconectar todas las mangueras del sistema de refrigeración.

En todos los casos, debes asegurarte de que no quede nada de líquido refrigerante antes de desatornillar los tornillos de fijación de la bomba. Para al final proceder a retirarla del motor.

Instala la bomba nueva

Antes de instalar la bomba nueva en tu coche, debes asegurarte de que es del mismo modelo de la que acabas de bajar comparándolas. Si es así, procede a colocarla en su lugar, fijarla con los tornillos y conectar todas las mangueras que desconectaste previamente.

Cuando todo el sistema esté armado nuevamente, debes proceder a llenar con líquido refrigerante hasta el máximo. Enciende el coche con el capot abierto, y déjalo calentar por unos minutos para purgar el sistema, esto hará que el líquido refrigerante baje, haciendo que sea necesario sustituir la cantidad que sea necesaria y dejar el coche enfriarse por 4 horas antes de volver a utilizarlo.